La Plaza de Toros de la Misericordia se construyó en el siglo XVIII por iniciativa de Ramón de Pignatelli, regidor del Hospital y la casa de la Misericordia. Es la segunda plaza más antigua de España, inaugurándose en las Fiestas del Pilar de 1764.

El principal objetivo de la plaza de toros era conseguir financiación para atender las necesidades del hospicio denominado la Casa de la Misericordia.

La primera plaza era de madera. A en la primera mitad del siglo XIX fue sustituido por otra de ladrillo y piedra. En 1916 se hizo una profunda reforma que le dio el vistosos aspecto que podemos contemplar actualmente.

A partir de 1988 se han ido realizando diversas obras para adaptarlas a las necesidades de confort y seguridad que la normativa exige.

Una de esas actuaciones es la que realiza la escuela Taller, la remodelación de los Aseos Generales ubicados en el Tendido 3, y los situados en el Tendido 5, en las plantas de Grada y Andanada. Se trata de unos núcleos de aseos que se construyeron en 1986 y que dado el tiempo transcurrido y el uso de los mismos requieren de una profunda actuación.

Se proyecta la demolición completa de los azulejos actuales y se colocará un nuevo alicatado de gres blanco con los colores corporativos de la DPZ, blanco, rojo y gris, formando cenefas horizontales con los tres colores igual que se hizo en los aseos reformados en las fases anteriores.

Así mismo, se levantará el pavimento de terrazo, muy desgastado por el uso, y se sustituirá por un pavimento de gres antideslizante. Además, se cambian todos los aparatos sanitarios y las instalaciones de electricidad, fontanería y saneamiento.