Trabajos de fontanería en los aseos de la Plaza de Toros durante la fase final de la Escuela Taller

Los alumnos han respondido de manera muy satisfactoria tanto a la metodología propuesta por el monitor como a la ejecución de los trabajos realizados. La asistencia está siendo muy alta y la puntualidad, condición indispensable para el buen desarrollo de la tarea, más que satisfactoria.

La metodología que se está utilizado en el desempeño de esta última fase de la Escuela Taller está centrada en el abordaje de proyectos concretos intentando aunar la demanda propia de la obra con los intereses de los alumnos, tanto de manera grupal como individual.

En la medida de lo posible, el monitor Francisco José Murillo ha fraccionado el grupo en parejas o tríos flexibles de manera que todos pudieran acometer cualquier propuesta de trabajo, intentando combinar en algunos momentos alumnos con distintos ritmos de trabajo.

La obra en si, además de un fin concreto es sobre todo una herramienta privilegiada que favorece enormemente el aprendizaje, y el hecho de desarrollarla en pequeños grupos de trabajo es un garante de cara a la implicación personal del alumno.

                 

En función de las tareas, se ha creado la figura del “alumno referencia” con la intención de hacer coparticipes a los alumnos, no solo en la ejecución de los trabajos sino también en su planificación, en la previsión de materiales y en el inventario permanente de los mismos. En general, este recurso está dando buen resultado porque colabora a aumentar la autonomía de los alumnos frente al trabajo.

Los trabajos efectuados no hubieran sido posibles sin la colaboración activa de la mayoría del grupo. Se han implicado tanto en la ejecución de los mismos como en su planificación.

Tampoco hubiera sido posible este trabajo sin la participación de la persona responsable de la Plaza de Toros y sin la colaboración incondicional de la ingeniera responsable de la Plaza de Toros. Ha habido fluidez en la relación con los trabajadores de Diputación Provincial, hecho que nos ha facilitado enormemente la tarea.

                                                                          

Instalación de agua, desagües y sanitarios nuevos en los aseos

Los alumnos de fontanería accedieron a la sala de aseos antes de que entraran los albañiles, para así desmontar y taponar las instalaciones antiguas de grifería y loza existentes.

Una vez que los albañiles eliminaron los escombros provocados por la demolición de baldosas y terrazo del suelo, los fontaneros realizaron el picado de rozas. Las rozas sirven para hacer las catas en la pared para poder pasar los nuevos tubos de instalación de agua.

                                    

Estos tubos son de polietileno reticulado de diámetro 20 mm y accesorios de latón prensado y tubería de evacuación de PVC de serie B, que son los materiales que actualmente marca la normativa que se deben instalar.

Una vez finalizadas las obras de albañilería, se procedió a colocar los sanitarios y lavabos con su correspondiente grifería y las tomas de conexión a la red de evacuación de aguas fecales.

                                   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *.